Buscar este blog

Cargando...

lunes, 5 de diciembre de 2011

Américo y América


UACM
Domínguez Ramírez Cesar 
Matricula: 10-004-0130
Grupo: 404
Cultura científica y humanística II 
Profr. Laviada Caceres Ricardo





¿Quien fue Américo Vespucio?
¿Qué cosas importantes hizo Américo?
¿Por qué se le nombro América al continente?
¿Cuáles son las cartas de Américo?

Américo Mateo Vespucio, Para algunos el simple nombre de este navegante, cosmógrafo y cartógrafo quiere decir mucho, para otros es un don nadie con un poco de suerte. Este navegante se puede decir que que es elogiado al a ver  elegido su nombre para darle el nombre a nuestro continente, cosa que no se  tiene que pasar por alto ya que tiene sus porque, pero para algunos autores este navegante no realizo grandes hazañas como para que se le elogie tanto como algunos otros escritores lo hacen en diversos textos .

Américo, nació el 9 de marzo de 1454 en Florencia, Italia, sus padres fueron  Anastasio Vespucio quien se caso con  Lisa Andrea Mini, estos tuvieron cinco hijos los cuales son: Antonio, Girolamo, Américo, Bernardo y la pequeña Agnoletta, se tiene como conocimiento que el padre de Américo era notario de profesión, ciertos autores comentan que era una familia acomodada y que al paso del tiempo su economía mejoró  cuando Anastasio Vespucio, logró  ser notario de la Signoria, lo que permitió comprar varios terrenos y mejorar un poco la cuestión económica de la familia, este también logro tener influencia en la familia Médicis, los cuales eran una familia de la misma Florencia con gran poderío y grandes influencias.

La infancia de Américo  fue un poco dura ya que su madre Andrea Mini tenia cierto favoritismo e interés  por uno de sus otros hijos el cual era Antonio, lo cual provoco que sus demás hijos no tuvieran la misma atención con la que se trataba al mismo Antonio esto derivó  gran descuido hacia sus demás hijos, se dice que Andrea Mini poseía un fuerte carácter lo cual no colaboraba para que sus demás hijos la buscaran.

No todo era amargura para Américo, ya que a lo mejor este empezó a remar contra corriente desde pequeño, lo que originó que este despertara  mas sus intereses por ser una persona  de grandes capacidades y de grandes conocimientos, este empezó aprender  de las enseñanzas de su tío paterno fray Jorge Antonio Vespucio, y poco después también fue enviado a una de las escuelas de la localidad Florencia, Américo aprendió rápidamente logrando obtener conocimientos de Gramática, Matemáticas, Física, Literatura, Historia, Cosmografía, Geografía y Dibujo así como también su tío le había enseñado un poco del lenguaje latín que tiempo después con el paso del tiempo y con sus viajes desarrollaría mas, Américo despertó un gran interés por la geografía , se puede decir que es en este momento de su vida fue cuando se decidió que la navegación, la cosmografía y la cartografía eran lo de él.



Américo Vespucio después de adquirir ciertos conocimientos emprendió un viaje junto a su tío Jorge Antonio Vespucio a Paris, Francia, más o menos por el año de 1478 quien era embajador de Lorenzo el Magnífico en la corte de Luis XI, hay Américo le ayudaría a su tío en algunos asuntos la mayoría de ellos diplomáticos, Américo mateo hay también empezaría a tener relación con mucha gente y entre los más comunes eran los comerciantes, navegantes y gente influyente, además hay también tuvo la oportunidad de conocer a Bartolomé Colon, hermano de Cristóbal Colon, este estaba de visita hay para pedirle ayuda a Luis XI, el objetivo era pedirle ayuda a este para los viajes que tenia planeados Cristóbal a nuevas rutas.



Pocos años después de que Américo llego a Francia, tuvo que regresar a Florencia, Italia ya que una mala noticia giraba a su alrededor la cual era que su padre Anastasio Vespucio, había fallecido esto debido a su delicado estado de salud, Américo regreso a Florencia donde tuvo que tomar las riendas de su familia y ponerse al cuidado de esta, la relación con su familia no era del todo buena pero tenía que cumplir con la voluntad de su padre.

1-Consuelo Varela. Amerigo Vespucci, Mexico 1991, Edit. Iberoamericana, Pág. 8 - 41.
2-Stefan Zweig. Américo Vespucio. Edit. Claridad Pág. 7 - 50
3-Germán Arciniegas. Amerigo y el Nuevo Mundo. México 1955, Edit. Hermes, Pág. 10-51.
4-Amaro Aboal.  Amerigho Vespucci. Ensayo de bibliografía crítica. Madrid, 1962.

Después de unos meses Américo tuvo que buscar trabajo para costear los gastos de su familia, este llego a la casa de Medci donde inmediatamente se puso a las órdenes de estos.

En 1492 viaja a España para representar los intereses comerciales de la familia en Sevilla, y entra al servicio de Juanoto Berardi, florentino dedicado al comercio de oro y esclavos y proveedor de las naves en las travesías al Nuevo Mundo. Cuando fallece Berardi en 1496, se dedica a la navegación. De 1499 a 1502 realizó varios viajes a América que relató en cinco cartas dirigidas a distintos destinatarios. Se embarcó en Cádiz en 1499 en la flota de Alonso de Ojeda y Juan de la Cosa. Siguiendo la ruta del tercer viaje de Cristóbal, recorrió la costa norte de Sudamérica y llegó hasta el cabo de la Vela, Venezuela y tiempo después vuelve a Cádiz.

Vespucio regresó al servicio de España, probablemente en 1504, y en abril del siguiente año se le concedió la naturalización en los reinos de Castilla y León. De esta época trata una carta de Cristóbal Colón a su hijo Diego en que tributa grandes elogios al navegante florentino, demostrando, por tanto, que en aquel momento no existía ninguna disensión entre ambos aventureros. De aquí en adelante, Américo figuró al servicio de España como uno de sus mejores navegantes y como tal recibió orden, en 1505, de preparar, con Pinzón, una flota que debería dirigirse a las islas de la especiería, expedición que nunca partiría de España. 

Américo participó, también, en la Junta de Burgos de 1507, con Pinzón, Solís y Juan de la Cosa, en que se acordó enviar a Nicusa y Hojeda al Darién y Nueva Andalucía y a los dos primeros a explorar la zona desconocida al oeste de las Antillas, el aprecio del Gobierno español por el florentino culminó con su nombramiento de piloto mayor en la Casa de Contratación, Américo permaneció en este cargo hasta su muerte, habiéndose casado en España con María Cerezo, a quien se otorgó una pensión al morir en atención a sus méritos y servicios a la monarquía española.

En 1511, el día 9 de abril, Américo Vespucio dictó al notario su testamento en el cual  dejaba  la mayoría de sus bienes a su mujer, Vespucio murió en Sevilla el 22 de febrero de 1512, su esposa recibió una pensión de la Corona mediante decreto real del 28 de marzo de 1512, a cuenta de los servicios dados por Américo  como piloto mayor.




"América" en Europa para designar las tierras a las que llegó Colón fue Cosmographiae Introductio, escrito por el cartógrafo alemán Martín Waldseemüller, y que describía en sus trabajos las posesiones españolas de América del Norte, las Antillas, América Central y América del Sur, que dibujo en el primer mapa mundi existente, y que nombró en su conjunto como América en honor a Américo Vespucio, navegante de origen florentino al servicio de España, que fue el primer europeo en proponer que esas tierras eran en realidad un continente aparte y no las Indias como se pensaba durante de su descubrimiento. Siguiendo la línea de los otros continentes que llevaban nombres de mujeres, se latinizó el nombre del explorador y se feminizó, resultando "América".


Se dice que hay  seis cartas existentes atribuidas a Vespucio, cinco fueron dirigidas a su protector, Lorenzo di Pier Francesco de Médici, primo hermano de Lorenzo de Médici; pasados quinientos años todavía se polemiza sobre la autenticidad de sus cartas, la existencia de sus viajes, la certidumbre de sus itinerarios y la veracidad de sus relatos.

La primera de sus cartas, enviada desde el puerto de Sevilla el 18 de julio de 1500 y la segunda desde la isla de Cabo Verde el 4 de junio de 1501, narran los preparativos y el comienzo de sus viajes oceánicos.

La tercera, remitida desde Lisboa el año 1502, al regresar de su polémico tercer viaje, se la conoce como la "Carta de Lisboa". En ella nos cuenta que llegó a las antípodas, concepto errado, Nueva Zelandia, verdadera antípoda sería encontrada por los europeos varios anos después.



La cuarta carta, enviada desde Lisboa hacia septiembre u octubre de 1502 y conocida como "Mundus Novus" es en la que Vespucio denomina nuevo mundo a las tierras donde había llegado Colón.

Mundus Novus 
Después de la muerte de Lorenzo di Pierfrancesco, todos sus bienes fueron repartidos entre sus herederos; las cartas escritas por Américo no fueron una excepción; sus descripciones de las tierras allende el Atlántico se hicieron públicas de alguna manera y resultaron tan fascinantes para los florentinos que un grupo de editores decidió distribuirlas por toda Europa. El resultado, que lleva por nombre Mundus Novus, circuló desde 1503 en forma manuscrita primero por Florencia y luego por Alemania y Francia, hasta que el arquitecto veronés Giovanni del Giocondo la tradujo al latín y la publicó en París en agosto de 1504. En estos años Francia y Florencia se hallaban en guerra abierta contra el rey Fernando de Aragón, que intentaba imponer su hegemonía en la península italiana. Luego se hicieron otras copias latinas en Florencia y Habsburgo en la imprenta de Johannes Omar Vindelice, que reemplazaron a los manuscritos en italiano. Le siguieron traducciones al alemán y al holandés. En 1507 Fracanzio de Montalbodo retradujo al italiano el texto latino y tituló su trabajo Paesi novamente retrovati et Novo Mondo da Alberico Vesputio florentino intitulato. Esta versión italiana fue tan popular que Archangelo Madrignano la volvió a traducir al latín y la publicó en Milán en 1508.
Mundus Novus contiene datos parcialmente correctos pero escritos en forma confusa: está formado por trozos de correspondencia de 1501 y 1502 provenientes de epístolas de Américo a Lorenzo originadas en Cabo Verde y Lisboa, respectivamente, mezclada con ediciones de terceros. Éstos evidentemente no conocían el viaje del florentino al servicio de Castilla, pues el texto afirma describir un "primer viaje", pero en otra página el supuesto Vespucio dice haber hecho "otros dos viajes". Las contradicciones de este calibre son frecuentes y muchas veces empeoradas por el encadenamiento de traducciones y manipulaciones; por ejemplo existe una edición que contiene un párrafo llamado"Jocundus" derivado del apellido de Giovanni Giocondo, su traductor, donde se sostiene que la determinación de la latitud basándose en la posición de las estrellas es una "audacia sacrílega", denotando la concepción dogmático-religiosa de quien redactó esta porción del documento y su desconocimiento de técnicas elementales de navegación marítima.

La quinta carta llamada "Fragmentaria"  esta compuesta por unos trozos, no tiene encabezamiento ni datación y, probablemente sea de 1502.

La sexta carta denominada de la "Lettera" es la más descriptiva de todas y su mayor riqueza en detalles la convierte en la mejor fuente para intentar recomponer sus expediciones. Está dirigida a Piero Soderini, amigo de la infancia de Vespucio y fechada en Lisboa el 4 de septiembre de 1504. Su texto original nunca fue hallado.

La Lettera 
La sexta carta —probablemente otra falsificación— fue escrita un mes después de la Mundus Novus, el 4 de septiembre de 1504. Habitualmente abreviada Lettera o Los cuatro viajes, fue supuestamente dirigida a Piero Soderini, primer magistrado de Florencia en suceder al dominio Médici y compañero de estudios de Américo (Lorenzo di Pierfrancesco había muerto un año atrás). Sería en realidad obra de un Soderini envidioso de que Vespucio hubiera escrito numerosas cartas a Lorenzo sobre el nuevo continente, y en cambio no le hubiera enviado a él reporte alguno, a pesar de que ya entonces poseía el cargo de nuevo gonfaloniere vitalicio, lo que lo incomodaba políticamente. Pohl argumenta que en realidad Américo jamás hubiera podido escribir esta carta a Soderini pues la familia Vespucio estaba enemistada con el magistrado, al punto de que para esa época varios de sus miembros se hallaban implicados en un complot para asesinarlo. El mismo sobrino y discípulo de Vespucio, Giovanni, estaba entre los conspiradores. Fue impresa probablemente en Florencia en 1505 en italiano. De ese idioma se tradujo al francés y al latín. En esta última edición formaba un librito de 32 hojas. No se conserva el original del texto.

De las seis cartas de Vespucio aun se tiene dudas sobre la originalidad de estas, ya  que  se dice que pudiesen ser falsas  y que estas se realizaron con el objetivo de engrandecer a dicho personaje así como darlo a conocer  y hacer un poco más interesante su vida de este navegante que aun es desconocido por mucha gente.




1- Varela, Consuelo. Amerigo Vespucci, Mexico 1991, Edit. Iberoamericana.
2- Zweig, Stefan. Américo Vespucio. Edit. Claridad.
3- Arciniegas, Germán. Amerigo y el Nuevo Mundo. México 1955, Edit. Hermes.
4- Aboa,l Amaro.  Amerigho Vespucci. Ensayo de bibliografía crítica. Madrid, 1962.
5-http://es.wikipedia.org/wiki/Am%C3%A9rico_Vespucio








3 comentarios:

  1. aqui dejo un URL donde podran encontrar 1 texto de fragmentos de las cartas de Vespucio
    http://www.google.com.mx

    FRAGMENTOS DEL NUEVO MUNDO AMERICO VESPUCIO
    www.edu.mec.gub.uy/.../Vespucio,%20Americo%20-...

    ResponderEliminar
  2. Te agrego el comentario que te hice en google+, antes te quería decir, que es algo que me faltó decir en el mensaje. En realidad agregas algunos videos e imágenes, pero no los mencionas en el texto ni los analizas, y a lo mejor alguno de estos videos sale sobrando o aporta poco. La idea no es sólo ilustrar el blog, sino aprovechar los recursos o herramientas para completar el contenido o para hacer otro tipo de anális relacionado con tu caso. En general, podríamos decir que tienes un tema -Américo Vespucio- pero todavía no construyes un caso a partir de las preguntas y el desarrollo de la indagación y el comentario de la información:

    Hola César, no pasaste hoy para hablar de tu trabajo. Me has pasado el blog el 5 de diciembre que es ya el día de la certificación, inclusive después del fin de clases. Leyendo tu blog lo que veo es que hay poca problematización y discusión del contenido. Lo que haces es una breve reseña biográfica de Américo Vespucio, sin embargo falta un mayor análisis del personaje, su contexto, sus textos. Las preguntas que propones son muy concretas, pero inclusive estas preguntas podrían abordarse más a profundidad. No encuentro que tu trabajo haga vinculaciones con las lecturas, conceptos y discusiones del curso, tampoco con los ejes del área. Haces el trabajo sin tomar en cuenta estos materiales, no los citas ni retomas los planteamientos vistos.
    Te había comentado que algo favorable es que veo que has manejado textos que directamente se centran en Américo, sin embargo no indicas claramente cuando se trata de tu redacción y cuando de citas textuales. Falta que además hables también de los autores, sus puntos de vistas, que los contrastes. Los colocas en la bibliografía, pero no los discutes y/o comparas. También faltaría analizar el texto que te pasé de Armesto. Comunícate conmigo por correo, por la red, o en el plantel. Saludos
    Ocultar este comentario

    ResponderEliminar